viernes, 2 de abril de 2010

La Presidenta encabezó el acto homenaje a 28 años de la gesta de Malvinas.


La presidenta Cristina Fernández presidió hoy en Ushuaia el acto central de conmemoración del 28 aniversario de la guerra por las Malvinas. Allí convocó a "universalizar" el reclamo argentino porque el archipiélago representa una rémora del colonialismo que debe desterrarse. La Jefa de Estado señaló que su primer encuentro con los combatientes fue en pleno conflicto, en 1982, dado que en esa época vivía en Río Gallegos con su familia. Por eso, recordó que el conflicto era vivido en carne propia por los patagónicos, pero no así en el resto del país, donde "la guerra era un falso relato mediático". Asimismo, condenó "la vergüenza de esconder a nuestros combatientes cuando volvían de las Islas", y en ese sentido sostuvo que algunas personas instaron a esa situación con "buena fe" dado que relacionaban al conflicto directamente con los intereses del gobierno militar, pero "otros lo usaron como una estrategia sutil e inteligente para lograr el objetivo final: que los argentinos renunciáramos a lo que nos corresponde por historia, por sentido común y por geografía". Para la Presidenta, "pretender soberanía 14 mil kilómetros de distancia no es sostenible desde el sentido común". Y aseveró que retener el control sobre el archipiélago "no es por parte del Reino Unido un ejercicio de soberanía, es un ejercicio de imperialismo". Por eso convocó a defender la soberanía con "inteligencia y perseverancia", presentando el reclamo en todos los foros intencionales. Y condenó duramente que el Reino Unido incumpla las resoluciones de las Naciones Unidas que determinan que ese gobierno acuda a una mesa de negociación sobre la cuestión junto al gobierno nacional, "por el solo hecho de tener un sillón en el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas". "Este doble estándar tiene que ser revisado porque sino puede ser aplicado en otros ámbitos, muchos mas graves", expresó. "Tenemos que elevar el reclamo en paz, enfocados en a vigencia del derecho internacional", sostuvo la Mandataria, y agregó: "Que no nos vengan a correr con fantasmas, diciendo que los argentinos queremos tomar militarmente Malvinas" "La vieja inteligencia de esa vieja potencia colonial debería saber que no podemos ser vistos como una amenaza", aseguró. Para la Presidenta, este reclamo "trasciende a la Argentina" porque apunta a "lograr que se viva en un mundo donde se respeten los derechos de todo los países". "Tenemos que tomar a Malvinas no solamente como una cuestión nacional, debe ser un ejemplo del mundo que queremos, debemos universalizar la cuestión de Malvinas", dijo Cristina Fernández. Por otra parte, agradeció "la solidaridad de nuestros hermanos latinoamericanos sin excepción" y destacó como positivo que "han comenzado a interesarse las grandes potencias en ofrecerse como mediadores".

video

No hay comentarios:

Publicar un comentario