jueves, 17 de agosto de 2017

16 08 17 Hoy saliendo del Instituto PATRIA después de un día de trabajo.

Hace un ratito saliendo del @inst_PATRIAar después de un día de trabajo. La ganadora de estas elecciones que no quisieron reconocer ni el gobierno ni los medios pero habrá justicia y los votos robados van a aparecer.

miércoles, 16 de agosto de 2017

Cristina se reunió con Agustin Rosss

Cristina Kirchner reforzó que "dos de cada tres le dijeron no al ajuste"
La precandidata a senadora de Unidad Ciudadana por Buenos Aires reiteró que defenderá "el voto y la democracia". La precandidata a senadora de Unidad Ciudadana por Buenos Aires Cristina Kirchner reforzó que “dos de cada tres le dijeron no al ajuste”. Mediante redes sociales, la expresidenta recordó dos frases de su comunicado tras el escandaloso conteo de votos del Gobierno. "Vamos a defender el voto y la democracia. Dos de cada tres argentinos le han dicho que no al ajuste y a su plebiscito", reiteró la ex jefa de Estado. Al mensaje en Twitter y Facebook lo acompañó de #CambiarDeRumbo. Este fue un fragmento del comunicado abierto que redactó el lunes por el bochorno del escrutinio, el que comenzó posicionando a Esteban Bullrich con una amplia brecha a las 21 y cerró pasadas las 5 con el estrecho margen de 0,8 puntos porcentuales. Además, la Cristina Kirchner mantuvo una conversación en vivo hoy junto a Agustín Rossi, precandidato a diputado por Santa Fe, donde discutieron los polémicos procesos de recuento de los sufragios allí y en Buenos Aires. Desde Unidad Ciudadana apuntaron contra el Gobierno nacional y Cambiemos por la manipulación de los votos y del escrutinio en Buenos Aires, donde quedaron cerca de 1.500 mesas sin contabilizar, en su mayoría, en municipios favorables a Unidad Ciudadana.

martes, 15 de agosto de 2017

Cristina exige la verdad. #GanoCristina

Bochorno: Cambiemos congeló la carga de datos de los distritos donde pierde
En Provincia, frenó el conteo en zonas adversas al oficialismo cuando Cristina remontó el resultado. En el recuento oficial, Esteban Bullrich se impone por 0,08 por ciento frente a Cristina Kirchner, pero la carga de datos oficiales se frenó cuando los números se volcaban para la candidata de Unidad Ciudadana y se congeló en los distritos donde la fuerza kirchnerista se alza con más votos y donde tiene más ingerencia del electorado. No sorprende el triunfo de Cambiemos en la 2da, 4ta y 5ta sección, donde en muchos distritos se llegó al 100% de los votos escrutados: tan solo faltan 64, 17 y 125 mesas, respectivamente. El diferencial entonces radica en la Primera Sección, que se está disputando el voto a voto y la Tercera Sección, uno de los conglomerados más propensos a dirigirse en torno a Cristina Kirchner. En ambas secciones faltan los resultados de 532 mesas y 663 mesas, respectivamente. Para superar a Bullrich, Cristina necesita 6.915 votos. Sólo en la Tercera Sección (que incluye a La Matanza) la ex mandataria se impone con el 41,20% de los votos frente al 28,34% del ex ministro de Educación, y restan contabilizar 168.173 votos. En esa sección se frenó el recuento en el 94,60% de las mesas.
Hola, buen día a todos y a todas. Estoy en casa con Néstor Iván analizando el impacto de campaña en las redes…Naaa!! Es un chiste, estamos mirando dibujitos. Buena jornada democrática para todxs.

viernes, 11 de agosto de 2017

Cristina Kirchner: "El Gobierno no tiene una clara noción de lo que está pasando"

Cristina Kirchner: "El Gobierno no tiene una clara noción de lo que está pasando"
La ex presidenta y precandidata a senadora de Unidad Ciudadana cerró la campaña para las PASO del domingo desde la sede de González Catán de la Universidad de La Matanza. Cristina Kirchner explicó que “el Gobierno no tiene una clara noción de lo que está pasando” y reclamó "otro rumbo" económico. La precandidata a senadora por la provincia de Buenos Aires cierra la campaña de Unidad Ciudadana para las PASO del domingo desde la sede de González Catán de la Universidad de La Matanza. “Siento que estamos discutiendo cosas que ya no pensábamos volver a discutir: trabajo, la comida que no alcanza”, opinó Cristina. Al mismo tiempo, cuestionó al primer precandidato por Cambiemos, Esteban Bullrich, por su gran cantidad de fallidos en plena campaña. Respecto a la economía, analizó que “el Gobierno no tiene una clara noción de lo que está pasando”. “La gente no está nerviosa por las elecciones, está nerviosa porque no llega a fin de mes, ni puede comprar remedios o comida”, remató. Por esto, le reclamó al Gobierno nacional cambiar las políticas. "Tenemos que tener otro rumbo; no se puede decir tercamente este es el rumbo o somos los mejores", cuestionó. Por otro lado, Cristina se sumó al llamado por la aparición de Santiago Maldonado, el joven de 28 años desaparecido por Gendarmería hace nueve días en el medio de la represión a una comunidad mapuche. La postulante al Senado reveló que se comunicó con el hermano de Maldonado. "Yo sentí miedo. El Gobierno debe aclarar la situación", reclamó. La exmandataria estuvo acompañada por la intendenta local, Verónica Magario, y los precandidatos del partido, incluido Fernando Espinoza, presidente del PJ en uso de licencia.

miércoles, 9 de agosto de 2017

Cristina en Merlo

Entre lágrimas, una mujer le contó una divertida anécdota a Cristina
En Merlo, la ex presidenta vivió un momento emotivo y gracioso en medio de un acto a días de las PASO. En un acto en Merlo, Cristina Kirchner vivió un momento particular con una militante que estaba presente en un acto. La ex presidenta y candidata a senadora por la provincia de Buenos Aires estuvo de visita por ese municipio del Gran Buenos Aires en el marco de la campaña para las PASO del domingo. Y una mujer en medio del acto le contó entre lágrimas que antes tenía antipatía por la política porque estaba en desacuerdo con las políticas del anterior intendente de Merlo, Raúl Othacehé. Todo sucedió en el Club Independiente. Allí la acompañaron el intendente, Gustavo Menéndez, y un nutrido auditorio. En un momento, la postulante de Unidad Ciudadana se dirigió a una de las asistentes, que lloraba emocionada, y le dijo: "Vos sabés que Gustavo (por Menéndez) me dijo 'esa señora antes no quería saber nada con la política'". Sin embargo, la mujer la sorprendió con su respuesta: "Siempre me gustó la política. No quería saber nada con el Vasco", por Raúl Othacehé, el anterior jefe comunal. CRISTINA Con clubes de barrio en Merlo: No es justo que estemos discutiendo trabajo, comida y remedios para los viejos Yo vengo a ser la voz de todos ustedes, nada más que eso, que el vehículo para expresar que las cosas deben cambiar, que hay que poner un límite a todo esto. La verdad que sabía que cuando iba a venir acá a un club, en este caso le agradezco al presidente del Club Independiente de Merlo, el club centenario, donde iba a escuchar los testimonios que representan a los clubes de barrio y que en definitiva es el último bastión, digo yo… Me pongo cerca de todos ustedes. La verdad que estamos en un momento difícil, y yo quería venir a reunirme con los presidentes de los clubes y las presidentas de los clubes de barrio, porque si hay un sinónimo de organización social es la de los clubes de barrio, y de organización social absolutamente solidaria, la contención. Yo antes de venir acá recorrí las actividades del club, la de las hormigas, la de Cande, la nena de trece años que me contaba Karina que recuperaron de la calle y hoy tiene una actividad acá en el club. Esto se reproduce por decenas de miles a lo largo de todo el territorio nacional y especialmente aquí en la provincia de Buenos Aires. Los clubes de barrio conteniendo a las familias, porque al principio eran lugares de recreación, yo me acuerdo de chica, era el lugar donde los chicos iban a practicar un deporte, donde a la tarde se encontraban a jugar al billar, yo me acuerdo de un club de la esquina de mi casa que jugaban al billar, todas actividades recreativas, y ahora vienen a comer. Y uno se encuentra en los clubes como recién me encontré con un señor que estaba haciendo una práctica deportiva de natación, que es un obrero metalúrgico de Merlo, y me decía “Cristina, ya nos redujeron la jornada de trabajo a 6 horas y tenemos miedo de perder el trabajo”. Lo que contaba acá el presidente de otro club de Merlo, de esa factura que le llegó de 29.000 pesos, y todos sus ingresos son de 47.000 pesos, es como la tormenta perfecta: por un lado las facturas que no le permiten a los clubes funcionar, por otra parte no pueden aumentar un sólo peso las cuotas porque la gente no tiene plata ni para pagar la cuota de antes. Tampoco pueden decirle a los chicos “no vengas, porque tus papás no tienen para pagar la cuota”, entonces es una tormenta perfecta. Quería venir acá a darles apoyo, porque también es cierto que pese a todas las dificultades siguen en pie, y esto es lo mas importante. AGOSTO 8, 2017 Con clubes de barrio en Merlo: No es justo que estemos discutiendo trabajo, comida y remedios para los viejos Yo vengo a ser la voz de todos ustedes, nada más que eso, que el vehículo para expresar que las cosas deben cambiar, que hay que poner un límite a todo esto. Club Independiente de Merlo, Provincia de Buenos Aires. 8 de agosto de 2017. La verdad que sabía que cuando iba a venir acá a un club, en este caso le agradezco al presidente del Club Independiente de Merlo, el club centenario, donde iba a escuchar los testimonios que representan a los clubes de barrio y que en definitiva es el último bastión, digo yo… Me pongo cerca de todos ustedes. La verdad que estamos en un momento difícil, y yo quería venir a reunirme con los presidentes de los clubes y las presidentas de los clubes de barrio, porque si hay un sinónimo de organización social es la de los clubes de barrio, y de organización social absolutamente solidaria, la contención. Yo antes de venir acá recorrí las actividades del club, la de las hormigas, la de Cande, la nena de trece años que me contaba Karina que recuperaron de la calle y hoy tiene una actividad acá en el club. Esto se reproduce por decenas de miles a lo largo de todo el territorio nacional y especialmente aquí en la provincia de Buenos Aires. Los clubes de barrio conteniendo a las familias, porque al principio eran lugares de recreación, yo me acuerdo de chica, era el lugar donde los chicos iban a practicar un deporte, donde a la tarde se encontraban a jugar al billar, yo me acuerdo de un club de la esquina de mi casa que jugaban al billar, todas actividades recreativas, y ahora vienen a comer. Y uno se encuentra en los clubes como recién me encontré con un señor que estaba haciendo una práctica deportiva de natación, que es un obrero metalúrgico de Merlo, y me decía “Cristina, ya nos redujeron la jornada de trabajo a 6 horas y tenemos miedo de perder el trabajo”. Lo que contaba acá el presidente de otro club de Merlo, de esa factura que le llegó de 29.000 pesos, y todos sus ingresos son de 47.000 pesos, es como la tormenta perfecta: por un lado las facturas que no le permiten a los clubes funcionar, por otra parte no pueden aumentar un sólo peso las cuotas porque la gente no tiene plata ni para pagar la cuota de antes. Tampoco pueden decirle a los chicos “no vengas, porque tus papás no tienen para pagar la cuota”, entonces es una tormenta perfecta. Quería venir acá a darles apoyo, porque también es cierto que pese a todas las dificultades siguen en pie, y esto es lo mas importante. Vengo de Almirante Brown, de Quilmes en un merendero, en fin, de dramas por todas partes, y verlos a ustedes, a todas ustedes también pese a las dificultades, de pie, aguantando la tormenta perfecta, me da la fuerte esperanza de que vamos a salir. Porque esta voz va a tener un voto de expresión. Porque esto es lo que tenemos que hacer. Yo quiero rescatar de todos ustedes la solidaridad, primero que les importa el otro, lo que le pasa a los chicos, a las nenas que tenemos que seguir conteniendo también con actividades en todos los clubes, el tema también de enseñar las prácticas de jugar en equipo, de ayudarnos entre todos, los que pueden seguir pagando la cuota y a los que no pueden los becamos. Recién Gustavo me hablaba de más de 260 clubes de barrio solamente en Merlo ya reconocidos y 30 y pico en trámite de reconocimiento. Esto se reproduce a lo largo y a lo ancho del país y de la provincia de Buenos Aires. Estamos en momentos difíciles, pero ustedes son el ejemplo de cómo se deben afrontar los momentos difíciles, juntándose con todos los del club más que nunca, pidiendo un esfuerzo para seguir en pie. Yo vengo a ser la voz de todos ustedes, nada más que eso, que el vehículo para expresar que las cosas deben cambiar, que hay que poner un límite a todo esto. Vengo escuchando lo de los clubes de barrio desde que empezaron los tarifazos, y los clubes siguen amontonando deuda y además ahora también sirviendo de comedores en muchos casos, no solamente en actividades recreativas o de deportes sino también en comedores. Así que darles las gracias. En realidad tengo que venir a darles las gracias, no a felicitarlos, a darles las gracias por seguir sosteniendo el tejido social. Seguir sosteniendo que los pibes tengan un lugar en donde tengan un plato de comida o una actividad o un lugar para juntarse con otros pibes. Es la mejor y la única manera de mantener la cohesión social en momentos tan difíciles. A decirles que no bajen los brazos, a recuperar los valores de ustedes para toda la sociedad. Hay momentos en que algunos piensan que bueno, que es un sálvese quien pueda, olvidarse del otro, y cuando las escucho y los escucho a los de Banfield que salieron de la quiebra, a los de Merlo que siguen peleando… Y la verdad que es muy bueno realmente que todos comprendamos que es necesario que todos los ciudadanos, no importan los partidos políticos, porque como decía la presidenta de Banfield, en un club como el de ellos, en 3 mil socios hay de todo. Es lo que yo vengo diciendo hace mucho tiempo, estamos en un momento donde los problemas que afrontamos no son problemas de partidos ni partidarios. La factura de luz, de gas, las pagan todos, las tienen que pagar todos y no las puede pagar casi nadie. El tema de la comida, de los chicos en los comedores, no es un tema partidario, tienen hambre todos los pibes, los hijos de padres que votaron a uno o al otro. Es un momento de retroceso donde estamos discutiendo cosas como el trabajo, del cual nadie tenía que preocuparse hasta hace poco porque todos tenían trabajo; de la comida, que comienza a volver a ser un problema cuando había dejado de ser un problema. Teníamos otros problemas, siempre hay problemas, pero cuando en una sociedad el problema es el trabajo porque no hay, la comida porque falta, los servicios públicos porque no se pueden pagar, o los remedios porque no se pueden comprar, ahí estamos en lo que yo denomino el piso democrático, que es algo previo a cualquier partido político, porque ¿qué fuerza política puede no conmoverse frente a la falta de trabajo, de comida, de plata para los remedios o de no pagar los servicios? Por eso digo lo de unidad ciudadana y lo de juntos expresar un límite a todo esto. En serio, tenemos que ponerle un límite a todo esto. Van a tener que escuchar, porque vos decías que fueron 20 veces y no les importa y no los escuchan, bueno, van a tener que escuchar, porque así no podemos seguir y porque no podemos seguir poniendo en crisis instituciones como los clubes de barrio que son precisamente los que ayudan a que los pibes, a que las mamás desde la actividad, desde que el chico esté contenido, y ellas mismas venir, yo recién acá en el club me acabo de cruzar con señoras que estaban practicando danzas, mujeres grandes. Vayan mis gracias también a todos los profes, a todas las profes que le ponen el hombro y que ayudan a que esto siga adelante. Por eso digo que es importante que entendamos que estamos discutiendo cosas que ya creíamos que no debíamos discutir, y por eso es necesario poner un límite. Para que volvamos a discutir otras cosas que siempre se discuten en todos los países, pero no estas. No es justo que estemos discutiendo trabajo cuando lo teníamos, no es justo que estemos discutiendo comida cuando la teníamos, y no es justo que estemos discutiendo remedios para los viejos cuando todos tenían remedios. Así que gracias. Adelante, ustedes son la esperanza. Muchas gracias.